Que el Partido Popular no se preocupa de lo público, salvo cuando puede ayudar a ganar dinero a los amigos y grandes empresarios (como se viene viendo en todos los casos de corrupción), es tan claro y evidente que parece reiteración hablar sobre el tema. No obstante la denuncia debe persistir pues afecta a personas, muchas de las cuales se encuentran completamente desvalidas. Esto es lo que viene sucediendo con la Residencia Asistida de Almería a la que Juan Manuel Moreno Bonilla ahora que preside la Junta y Gabriel Amat y Javier Aureliano García tienen desatendida desde hace años. La Junta ha estado abonando durante los gobiernos del PSOE por los enfermos y enfermas que allí residen, los cuales están en situación de no valerse por sí mismos por diversas enfermedades, y de momento el PP sigue haciéndolo. ¿Hasta cuándo? No se sabe porque la intención de los conservadores es deshacerse de la misma en cuanto puedan.

Han estado reduciendo camas y espacios constantemente engañando a la Junta de Andalucía con diversas obras, necesarias sin duda, especialmente con los rumores de salmonela que hubo, de acondicionamiento que acabaron con la desaparición de esas camas. Para sorpresa de propios y extraños, como ya denunciamos en estas mismas páginas, esas obras de rehabilitación sirvieron para que la Diputación montase una Escuela Taller ¡teniendo a los enfermos allí! Amat y su sucesor García negaban la mayor, pero es un hecho consumado que tienen a personas transitando por allí para recibir formación ¿de cuidados? No, para un Vivero. Engañaron a la Junta del PSOE y a los familiares diciéndoles que las obras de Poniente y Levante eran para que los enfermos estuviesen mejor. Y a Moreno Bonilla le parece estupendo.

 

Ya que hay una Escuela Taller de jardinería y relacionados lo suyo sería que la Residencia tuviese un jardín hermoso y unas instalaciones cuidadas. Pues no, debe ser que las prácticas se hacen no se sabe dónde, porque la Residencia, como pueden ver en el vídeo adjunto, está hecha una pena. Los familiares de los enfermos han grabado diversos vídeos para que se compruebe el estado de las partes exteriores, con goteras y grietas en los techos y paredes, pero también muestran esos vídeos que el jardín y el arbolado está dejado de la mano. No se vislumbra por ningún sitio un establecimiento acorde con los mínimos. Deben pensar que al no ser muy conscientes de la realidad os enfermos y enfermas no necesitan tener un recinto acondicionado mínimamente. Esa es la mentalidad que muestra el PP y el respeto que tiene a los mayores. Cuando se les llena la boca de familias y demás debe ser que sólo se refieren a sus propias familias (o a la Famiglia), porque es patente que las de los ciudadanos no les importan mucho.

No es la primera vez que engañan a los familiares (aquí tienen un resumen de otras ocasiones), ni será la última. Ahora que gozan del poder total que les permite la Junta de Andalucía seguirán recortando en los enfermos para ver si de una vez pueden cerrar la residencia y utilizar el terreno o el inmueble para algo que les convenga más. Ya les hicieron pasar frío en febrero, ni los alimentos para los intolerantes estaban disponibles. Si a Amat le molestaba, a Moreno Bonilla no digamos. Están destruyendo a marchas forzadas la Educación y la Sanidad para favorecer a las empresas privadas de sus amigos, así que la residencia será un objetivo a medio plazo y es lo que los familiares se huelen. Ni un euro de inversión para luego decir que está catastrófica y cerrar o entregar a alguna empresa de servicios. O vender el terreno que siendo Almería nunca se sabe.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

20 − 5 =