La ocupación de Palestina es uno de los conflictos mundiales más graves de los dos últimos siglos ya que, por su causa, Israel vulnera sistemáticamente los convenios de Derecho Internacional que reclaman la aplicación de los Derechos Humanos. Israel, de hecho, ratificó la Convención de los Derechos del Niño (principal instrumento en materia de Derecho Internacional para la protección de los Derechos de la Infancia y la Adolescencia) en 1991 pero su aplicación ha sido objeto de fuertes críticas por parte de diversos estamentos pertenecientes a las Naciones Unidas, así como de UNICEF puesto que Israel sigue situando la mayoría de edad por encima de los 16 años solo para los niños palestinos. De hecho, en el informe de UNICEF de febrero de 2013 se constata “el maltrato de niños y niñas palestinas en el sistema militar de detenciones israelíes como algo sistematizado e institucionalizado”.

El grupo en el Senado de En Comú Podem, visto lo acontecido en las últimas fechas, ha decidido trasladar al gobierno de M. Rajoy su preocupación por los menores prisioneros en las cárceles israelíes y su apoyo a la liberación de los mismos. Cuestión que se entiende casi imposible dado el apoyo que siempre ha mantenido el partido conservador a las posiciones israelíes y más desde que su otrora máximo dirigente, José María Aznar, es presidente de uno de los lobbies sionistas de EEUU.

Actualmente, según datos de Addameer, 300 niños y niñas palestinas están encarcelados en prisiones y centros de seguridad (75 de ellos en Jerusalén Este, ciudad en la que se encuentran especialmente desprotegidos por el auge de la colonización y la violencia). Muchos de ellos han sido detenidos bajo “detenciones administrativas ” por lo que los encarcelamientos se efectúan sin cargos ni juicio previo. Y es que son muchas las ONGs israelíes (como B’tselem y HaMoked) las que han documentado la violación de los derechos de los niños y adolescentes detenidos ya que son obligados a permanecer en silencio, y privados de la compañía de sus familiares durante los interrogatorios. Es más, son habituales las restricciones físicas, los arrestos nocturnos y las condiciones ilegales de detención.

Ahed Tamimi, el símbolo que agradó a los occidentales.

En las últimas fechas se ha sumado al libro negro de la ocupación israelí la detención de la “mujer” de 16 años Ahed Tamimi. Sí mujer porque a esa edad los menores palestinos ya han tomado conciencia de su destino, de su cruel destino, como pueblo ocupado por tropas israelíes, las cuales subvierten cualquier principio democrático y de derechos humanos en esos territorios. Unos niños y niñas que, como dice la senadora Sara Vilà, lo único que han podido hacer es tirar alguna piedra al ejército de ocupación. No más.

“La imagen de Ahed, que nos recuerda tanto a la estética occidental, ha procurado su visibilización por parte de los medios, pero hay centenares de niños que en estos momentos se encuentran encerrados en cárceles israelíes por haberse defendido con piedras frente a la violencia y brutalidad del ejército de Israel que no respeta en ningún momento los Derechos del menor” asegura la senadora Vilà. Exacto, si no fuera por esa imagen la cuestión habría pasado, tal vez, desapercibida para los medios occidentales. Una “mujer” de 16 años que, como nos cuenta Vilà, comenzó desde muy pequeña a plantarles cara a los soldados. Con un carácter muy fuerte y que, como muchos otros palestinos y palestinas, da su vida por la causa del Estado palestino independiente y no sometido a Israel.

Unas niñas y niños que ven cómo el ejército de ocupación asalta sus casas, detiene a personas sin prueba alguna y mediante la figura de la “detención administrativa” lo que hace es intentar sembrar el miedo entre los palestinos como en cualquier dictadura totalitaria del mundo. Por eso no es de extrañar que Ahed Tamimi, que ha podido ver lo que significa vivir en libertad en España, pues estuvo en unos campamentos en Alcossebre, haciendo acopio de una fuerza interior impropia de su edad quiera seguir viviendo en Palestina y luchar por los suyos. Mientras el padre Bassem, según nos cuentan, está completamente destrozados al ver a su hija, a su “pequeña”, esposada de manos y pies, y a su esposa encarlada. Unos progenitores que han sufrido la persecución del ejército de ocupación con varias detenciones.

La entereza que demuestra la “mujer” de 16 años, con esa sonrisa, causa conmoción en las personas. Como afirma Vilà: “A mí me impresiona muchísimo. Nosotros seríamos incapaces en esas circunstancias de mantener esa entereza que tiene Ahed Tamimi. Yo creo que es una familia, de verdad, heroica, que resiste de forma heroica esta ocupación y la vulneración de Derechos constantes por parte del gobierno de Israel”. De hecho, Ahed fue detenida junto a su prima Nour, de 21 años, con quien aparece en el vídeo del pasado día 15 de diciembre frente a los soldados, y su madre, Nariman, que grabó las imágenes. Las dos primas están acusadas de “agresión” a los militares y la madre está entre rejas bajo el cargo de “incitación” a la violencia. A las tres las mantienen en cárceles separadas. Fueron detenidas de noche y sin posibilidad de ser acompañadas por sus progenitores.

Algunos mal pensantes dirán que a estos niños y niñas les lavan el cerebro desde pequeños, pero sólo hay que pensar que Ahed ha tenido que soportar que les hayan despertado en su casa muchas noches mediante asaltos del ejército portando armas desde que es pequeña. Es más, por si no se explica lo suficiente, la “mujer” Tamimi abofeteó a los soldados, como se puede ver en el video, porque el día anterior habían disparado a su hermano y ella estaba rabiosa, como lo estaría cualquier ser humano ante semejante tropelía. Con la adenda de estar esos soldados en su casa que querían ocupar otra vez.

Ahed Tamimi torna en símbolo de todo lo que acontece en Palestina y los territorios ocupados por Israel. Y más ahora que Donald Trump parece haberse puesto claramente en favor de la causa israelí al mover la embajada a Jerusalén y pedir que se quiten las subvenciones al pueblo palestino. Un símbolo de una lucha contra un sistema opresivo en el que el maniqueísmo internacional es la tónica habitual.

La denuncia de En Comú Podem.

Ante tal brutalidad, En Comú Podem considera que es urgente que Israel cumpla estrictamente la Convención del Niño, los distintos tratados de Derecho Internacional y las resoluciones de las Naciones Unidas que insiste en vulnerar sistemáticamente. Por eso, Vilà ha registrado una moción en la Comisión de Asuntos Exteriores de la Cámara Alta para reclamar a las autoridades israelíes la liberación inmediata de Ahed Tamimi junto con los demás menores palestinos y palestinas que a día de hoy se encuentran en prisiones israelíes a consecuencia de cargos desproporcionados o de la ilegal figura de “Detención Administrativa” que vulnera la Convención de Ginebra y, en el caso de los niños y de los adolescentes, la Convención de los Derechos del Niño.

En la moción, además, la senadora exhorta a las autoridades israelíes a cumplir estrictamente la Convención de los Derechos del Niño (ratificada por parte de Israel en 1991) según las recomendaciones finales vertidas por el Comité de los Derechos del Niño, aprobadas en un su 63º período de sesiones. Asimismo, Vilà reclama a las autoridades  israelíes  la  ratificación de  los  tratados  por  parte  de  Israel que todavía no  ha  ratificado:  El Tercer Protocolo facultativo de la Convención  sobre los Derechos del  Niño  relativo  a  un  procedimiento  de  comunicaciones  y  la Convención Internacional para la protección de todas las personas  contra  las desapariciones forzadas,  así  como  los  Protocolos Facultativos  del Pacto  Internacional de Derechos Civiles y Políticos, el Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales, la Convención sobre la eliminación de todas las formas de discriminación  contra  la   mujer,  y  la  Convención  contra  la  Tortura y la Convención sobre  los  derechos  de  las personas con discapacidad.  También es de vital importancia que Israel ratifique el Estatuto de Roma para que pueda ser juzgado por el derecho penal internacional y el Tribunal de la Haya.

Piden instaurar la pena de muerte para presos palestinos.

La Knesset (Parlamento de Israel) ha aprobado un proyecto de ley este mismo miércoles para que se instaure la pena de muerte para los presos palestinos con 52 votos a favor y 49 en contra. Fue presentado por el partido ultraderechista israelí Yisrael Beitenu, liderado por el ministro israelí de asuntos militares, Avigdor Lieberman, famoso por sus posturas y declaraciones controvertidas y antipalestinas.

La medida, que todavía tiene que pasar tres rondas de votación para convertirse en ley, ha sido criticada por los izquierdistas israelíes, mientras que los sectores de la derecha y aquellos cercanos al primer ministro israelí, Benyamin Netanyahu, han alabado su aprobación. En este sentido, la viceministra israelí de asuntos militares, Tzipi Hotolevy, ha calificado la iniciativa de “moral y justa”.

Además, el propio premier israelí ha comparecido la jornada de hoy en el parlamento y ha defendido la propuesta de pena de muerte para los presos palestinos condenados por actos “terroristas”. No obstante, ha habido oposición por parte de la delegación de la Unión Europea (UE) ante el régimen de Tel Aviv, que ha cuestionado la normativa y ha rechazado su aprobación en el parlamento israelí.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

3 × tres =