Foto: Resumen de Salud - RD

Dalia Sued es una mujer de poder en la industria farmacéutica y sus manos coquetean con la antorcha generacional. Ella hizo su andar entre las oficinas del imperio farmacéutico Sued & Fargesa, que desde las cumbres mira a sus competidores de capital criollo, con alas extendidas también en otras naciones del continente.

Fue formada entre el lustre y el trabajo duro, no precisamente detrás del escritorio. Estar en línea de sucesión de una de las principales farmacéuticas dominicanas, más que recostarla en el confort, entre el reluciente brillo de los salones, le plantea un reto que ha sabido llevar con la dinámica empresarial y como una trabajadora más del emporio Sued.

Para realizar esta entrevista, Dalia Sued prefirió que el escenario sea las áreas operativas donde se desenvuelven día a día los procesos internos de la empresa. Ahí hemos conversado, alejados de la comodidad de su oficina, en medio del agitado trabajo de los espacios del edificio ubicado en el sector Gazcue, de la capital dominicana.

¿Cómo se define Dalia Sued Von Ruster?

Una mujer empresaria exitosa, auténtica y con carácter; una madre ejemplar para mi hijo Juan Carlos Hazim Sued, quien posee cualidades extraordinarias, como son su humildad, disciplina, perseverancia, inteligencia emocional y pasión en su trabajo como actor; la mejor amiga, confidente y consejera, junto a Manuel. He sabido llevar una vida en equilibrio, estar atenta a los requerimientos de mi hijo y cómo se mueve día a día el mercado en mi industria. Soy una persona flexible trabajando desde el liderazgo, pero siempre permitiendo una participación por igual de cada uno de l@s emplead@s; siempre enfocando mi trabajo en resultados y en el desarrollar de forma integral el negocio no importando donde esté, ya que mi posición demanda viajar frecuentemente. Ser orientada a desarrollar se convierte en una alternativa que me permite un trabajo más productivo y específicamente para nosotras las mujeres, nos brinda la oportunidad de encontrar un balance entre el trabajo y el hogar logrando contribuir con el éxito de mi carrera. Me defino como una mujer muy segura, visionaria, amiga, equilibrada, positiva, enfocada, con inteligencia emocional, perseverante, comunicativa y actualizada.

¿Cuál es la cronología de su desarrollo en la industria farmacéutica?

Empecé en la industria farmacéutica trabajando con mi tío Luis y mi padre Jaime Sued Pichardo desde el año 1990, luego de llegar de un MBA en Europa. He pasado por todos los departamentos de la empresa hasta llegar a la posición que tengo actualmente: limpieza, logística, distribución, visitador a médico a nivel nacional, importaciones, liquidaciones, análisis de mercado, nuevas líneas, análisis financiero, procedimientos regulatorios sanitarios, recursos humanos, ventas.

¿Cuál es su análisis de la industria farmacéutica hoy en día en RD?

La industria farmacéutica en el país ha cambiado más en los últimos 10 años que en los anteriores 50. Hoy en día los key players ya no son los que solían ser, las empresas nacionales y regionales han sustituido, en términos de liderazgo, las tradicionales multinacionales que dominaban el mercado hace unos años. Hoy vemos innovaciones también en las empresas nacionales. De igual forma, la cadena de servicio ha cambiado; hoy en día es mucho más amplio de lo que era cuando solo estaban el fabricante-importador, médico, farmacia y el paciente. Los cambios digitales y tecnológicos han cambiado y dado velocidad al mundo.

¿Cuál su responsabilidad en Sued?

Mi responsabilidad en Sued & Fargesa es involucrar a la organización en los sistemas agiles de toma de decisiones para los cambios del mercado. En los últimos años me he enfocado en adecuar la empresa con una estructura familiar tradicional a sobrevivir al relevo generacional vanguardista por el que eventualmente pasaremos como ley de vida. Me he asegurado de que la empresa tenga procesos fuertes en áreas claves como distribución y logística. También hemos adecuado las áreas de ventas y marketing, haciendo una reestructuración completa de la que hoy ya vemos frutos en términos de desempeño operacional y eficiencia de procesos internos. Mantengo una comunicación fluida con todos los departamentos neurálgicos de la empresa.

¿Cuáles son los retos que ha tenido que enfrentar en un medio de pocas mujeres y muchos hombres en puestos gerenciales?

Al igual que en otras áreas, en la industria farmacéutica también hay algo de discriminación hacia la mujer. Ganar credibilidad en un medio dominado tradicionalmente por hombres, no es tarea fácil; pero la mejor forma de hacerlo es en base a los resultados que puedas mostrar cuando inicias o lideras un nuevo proyecto. Para mí el mayor reto ha sido desafiar la forma tradicional de hacer las cosas y apostar a que procesos innovadores traigan los resultados esperados, muchas veces incluso contra todo pronóstico.

¿Cuál ha sido la relación con el medio, siendo hija de uno de los principales accionistas de Sued, don Jaime Sued?

No puedo negar que es una bendición ser hija de Jaime Sued Pichardo, un ser humano extraordinario y una persona muy respetada en la industria tanto a nivel nacional como regional. Pero al mismo tiempo es un gran desafío, pues las personas esperan de ti perfección en la ejecución, tal como ha sido la trayectoria de papi en estos casi 50 años que tiene en la industria.

¿Cómo visualiza el cambio generacional en Sued?

Desafortunadamente, no es un tema que me apasione por las implicaciones personales y el gran impacto sobre la familia que esto representaría; pero es ley de vida con lo que eventualmente tendremos que lidiar. La empresa se ha estado preparando para esto y hoy en día la nueva generación de Sued está trabajando para enfrentar los desafíos que esto traerá en su momento y asegurarnos que el gran legado en la industria que hasta ahora han dejado Luis y Jaime Sued, pueda continuar de las manos de sus hij@s y niet@s, haciéndolos sentir orgullosos de nosotros”.

¿Cómo te verías en los próximos 10 años?

Tras haber realizado el trabajo estructural, con un buen equipo que sigan las políticas de la empresa y la formación de mi hijo, me visualizo caminando la alfombra roja de Hollywood al lado de Juan Carlos seguramente junto a Manuel.

Fuente: Revista Resumen de Salud

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

2 × cuatro =