El pasado día 23 de febrero se interpuso una denuncia ante al Tribunal de Cuentas, documento al que Diario16 ha tenido acceso, contra el actual interventor del Ayuntamiento de Lorca, don José María Pérez-Ontiveros Baquero, en la que se le acusa de un presunto delito de menoscabo de caudales públicos desde el año 2.011 hasta la actualidad. En la denuncia, además, se responsabiliza a los alcaldes de Lorca de esos periodos, es decir, los populares Francisco Jódar Alonso y Fulgencio Gil Jódar.

Según el documento, el día 15 de julio de 2.011 la Junta de Gobierno de Lorca autorizó al interventor la acumulación de horas con el Ayuntamiento de la localidad de Beniel, pero hacía constar expresamente que «dicha acumulación no podrá menoscabar la dedicación y el ejercicio de sus funciones en este Ayuntamiento, realizándose fuera de su jornada ordinaria».

Sin embargo, según el denunciante, José María Pérez-Ontiveros Baquero no acudía a su puesto de trabajo los jueves en el horario establecido en su jornada laboral, algo que, incluso, se reconoce desde el propio de Beniel cuando se le fue requerido el horario del interventor en dicha localidad: «el Sr. Pérez-Ontiveros tomó posesión del puesto de Interventor en acumulación el día 29.07.11, y cuyas funciones desde entonces viene desempeñando de modo ininterrumpido (…), desempeñando su jornada laboral (…) los lunes por la tarde, de 16:00 a 20:00 horas, y los jueves por la mañana de 8:00 a 14:30 horas (…). Siendo de todo punto imposible, salvo que el Sr. Pérez-Ontiveros gozase del don de la bilocación, que se encuentre los jueves en dos lugares a la vez, distantes entre sí a más de 90 kilómetros y a más de una hora de trayecto en coche».

Este documento del Ayuntamiento de Beniel demostraría que el interventor de Lorca los jueves no acude a su puesto de trabajo y, sin embargo, cobra íntegramente un salario de 90.325,72 euros anuales. Según la denuncia, sus ausencias suponen «un exceso de 18.065,14 €, anuales, en claro menoscabo de caudales para el Ayuntamiento de Lorca que está pagando a un funcionario por un trabajo que no se presta».

El denunciante reclama que se sigan «los trámites pertinentes y se proceda a la exigencia de las correspondientes responsabilidades y al reintegro de las cantidades menoscabadas a los fondos municipales del Ayuntamiento de Lorca, que se estiman en 18.065,14 € anuales desde 29 de julio de 2011».

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

9 − 3 =