La presidenta de la Junta, Susana Díaz, se ha reunido con los equipos técnicos del Instituto Andaluz de la Mujer (IAM) para reforzar la lucha contra la violencia de género y ha hecho un llamamiento a todas las instituciones para que el pacto de Estado “se refuerce y sea efectivo”, con el objetivo de dar “seguridad y protección” a las mujeres que “están siendo violentadas, amenazadas y agredidas”, así como para “detectar de manera precoz” situaciones de abuso o maltrato.

Susana Díaz ha destacado que los equipos técnicos del IAM cuentan con 20 años de experiencia “al servicio de la lucha por la igualdad”, como demuestran las más de 45.000 mujeres atendidas en la red de centros andaluces en el primer semestre, un 24% de ellas por violencia machista.

La presidenta ha recordado que las cifras de violencia de género -28 mujeres asesinadas en España en 2018, 7 de ellas andaluzas que han dejado a cinco menores huérfanos- tienen que ser una “llamada de atención” porque “la sociedad no se puede acostumbrar”. “No ha habido un terrorismo en España que haya asesinado a más personas que el terrorismo machista”, ha lamentado. Según Díaz, es necesario que las administraciones incrementen los recursos para la lucha contra la violencia de género, una lacra que “no conoce de orígenes ni de edad”. Por parte del Ejecutivo andaluz, el incremento de los recursos en 2018 se ha situado en un 37%.

La presidenta de la Junta ha atribuido el aumento de denuncias al cierre de 2017 a una “mayor seguridad” de las mujeres, al tiempo que ha abogado por mejorar la formación de los fuerzas y cuerpos de Seguridad del Estado, del personal sanitario e incluso de los docentes, que acompañan a las víctimas en las denuncias o que pueden contribuir a identificar casos de maltrato. El IAM cuenta con 34 centros de acogida, 9 de ellos de emergencia, y con 52 pisos, 9 de ellos tutelados, para atender a las mujeres, con el objetivo final de que puedan retomar una “vida autónoma e independiente”.

Explotación sexual.

Díaz ha apuntado que, en los seis primeros meses de 2018, más de 45.000 mujeres se han acercado a la red de centros de información a la mujer. Un 24% de estas consultas estuvieron relacionadas con la violencia que sufren a manos de sus parejas y ex-parejas y 3.056 eran mujeres prostituidas y víctimas de la trata. Con respecto a estas últimas, la presidenta se ha reafirmado en el combate contra la explotación sexual de las mujeres y ha rechazado que la autodenominada Organización de Trabajadoras Sexuales se inscriba como sindicato, porque supondría una “forma encubierta de legalizar la prostitución, el tráfico, la trata y la explotación”.

Susana Díaz ha valorado también que, aunque “queda un camino importante por recorrer”, el último 8 de marzo “marcó un antes y un después”, con millones de hombres y mujeres de distintas generaciones que “salieron a la calle juntos reclamando igualdad”, poniendo de manifiesto que “esta sociedad empieza a darse cuenta de que necesita ser una sociedad digna, igualitaria e inclusiva”.

La red del IAM

El IAM cuenta con ocho centros provinciales del IAM, situados en las capitales de provincia, y que constituyen, junto a los 170 Centros Municipales de Información a la Mujer (CMIMs), en las zonas rurales, la primera puerta de entrada de las mujeres víctimas de la violencia de género a los recursos públicos. Esta red de atención cercana, que ofrece una intervención integral dirigida a las mujeres, con información, atención y asesoramiento especializados, ha atendido en los seis primeros meses del año a 45.659 mujeres en toda Andalucía, de las cuales 10.749 han acudido por violencia de género, lo que supone un 23,54% del total.

Este porcentaje vuelve a aumentar por segundo año consecutivo, frente al año 2016, cuando las atenciones por violencia machista representaban un 20% del total, y a 2017, cuando supusieron el 21%, lo que refleja que esta red de centros es cada vez más utilizada por las víctimas que necesitan ayuda ante la violencia machista.

El Gobierno andaluz mantiene una fuerte apuesta por el mantenimiento de la red de centros municipales, con una inversión este año de 8,5 millones de euros, un 37% más que en 2017, aumento que ha permitido la puesta en marcha de un nuevo servicio de detección psicológica precoz de la violencia de género en las zonas rurales, a través de profesionales de la psicología en los centros municipales para dar una atención más completa e integral. De este modo, los centros pueden contar ya con tres departamentos especializados: los dos ya existentes de información y de asesoría jurídica, así como el de atención psicológica.

Junto a los centros provinciales y los CMIMs, el IAM atiende de manera personalizada a través del Teléfono andaluz de Información a las Mujeres (900 200 999), una línea que da servicio integral a las mujeres, y especialmente a las víctimas de la violencia de género.

Durante el primer semestre del año, este teléfono del Instituto Andaluz de la Mujer (IAM) ha recibido un total de 14.539 llamadas, un 1,5% más que en el mismo período del año anterior. Ello ha permitido gestionar 10.585 consultas, de las cuales la gran mayoría, 6.900 de ellas, fueron por violencia de género (un 65,1%). Un porcentaje que cada año va en aumento, reflejo de la creciente confianza de las mujeres en un teléfono que se consolida no sólo para la atención en general, sino especialmente para la actuación inmediata ante la violencia de género.

Red de acogida

Aquellas mujeres víctimas que llegan pidiendo ayuda los centros provinciales, municipales o que llaman al teléfono 900 y que están en situación de riesgo son derivadas de manera urgente al Servicio Integral de Atención y Acogida a Mujeres Víctimas de Violencia de Género del Instituto Andaluz de la Mujer (IAM), que funciona en Andalucía desde hace casi 20 años, y que ha sido referente nacional por su modelo de gestión integral.

Esta red trabaja de manera multidisciplinar con las víctimas, ofreciéndoles acogida, terapia psicológica, asesoramiento y acompañamiento jurídico, orientación laboral y apoyo social. En lo que va de año, un total de 1.224 supervivientes de la violencia machista, 632 mujeres y 592 menores y personas dependientes a su cargo, han recibido protección, un hogar seguro y una atención integral en esta red.

Junto a ello, desde hace años la Junta de Andalucía presta atención psicológica a las víctimas de la violencia de género, tanto a mujeres como a menores a su cargo, que son víctimas directas, y a adolescentes que sufren la VG en sus primeras relaciones de pareja. En el primer semestre del año, los servicios de atención psicológica han atendido a 558 mujeres víctimas, 67 adolescentes y 531 menores hijas e hijos (247 niñas y 284 niños).

Asimismo, Andalucía cuenta con toda una red de recursos para la atención a víctimas de la violencia sexual, un tipo de violencia de género ya reconocida como tal en la reforma de la Ley andaluza de Violencia de Género. Entre ellos destaca el Servicio de Información Jurídica, Asistencia Legal y Atención Psicológica a Mujeres Víctimas de Abusos y/o Agresiones Sexuales, del Instituto Andaluz de la Mujer, que ha atendido en el primer semestre del año a 163 nuevas víctimas de violencia sexual, 56 más que en el mismo período del año anterior, lo que supone un aumento del 52,3%. Un aumento que puede reflejar que las víctimas se sienten más respaldadas a la hora de pedir ayuda, síntoma de una mayor sensibilización social ante el problema.

Para promover esa mayor conciencia social, la Junta desarrolla desde hace meses la campaña #AcudeEscuchaAcompaña, una iniciativa de sensibilización en materia de violencia sexual dirigida a la población en general, con el fin de promover el apoyo a las víctimas y el rechazo a toda actitud machista que justifique a los agresores.

La campaña da difusión de todos los servicios que se prestan en Andalucía para atender a las víctimas de la violencia sexual, una red a la que este año se ha sumado el Servicio de Atención Inmediata a Mujeres en caso de Agresiones Sexuales. Se trata de un nuevo servicio de atención psicológica y jurídica urgente que se activa ante las llamadas por agresiones sexuales recibidas a través del Teléfono de Información a la Mujer (900 200 999). En los dos primeros meses de funcionamiento (mayo y junio) el programa ha atendido 5 casos de violencia sexual.

El nuevo servicio, que es gratuito, anónimo y confidencial, funciona de jueves a domingo y días festivos, con el fin de dar cobertura a las víctimas durante los días de mayor riesgo, dado que la mayor parte de las agresiones sexuales se producen en el marco de fiestas locales y salidas nocturnas.

Junto a ello, el IAM ha puesto en marcha este año el nuevo programa de atención psicológica ‘Nuestros cuerpos, nuestras vidas’, dirigido a adolescentes víctimas de violencia de género que hayan sufrido agresiones y/o abusos sexuales por parte de sus parejas o ex parejas, y que ha llegado desde su puesta en marcha a principios de año hasta junio a 127 menores de edad.

Además, el Gobierno andaluz ha invertido este año 1,3 millones de euros en subvenciones a programas para mujeres en riesgo de exclusión. El año pasado, fueron 3.056 las mujeres prostituidas y víctimas de trata atendidas gracias a estas subvenciones y en 2018 se espera alcanzar una cifra similar.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

diecinueve − Nueve =