Anda enfrascados los medios madridistas en las finanzas del Atlético de Madrid por el disparo en el gasto de fichajes que ha realizado en esta ventana de fichajes. Nuevos ricos les llaman. Otros afirman que no puede seguir llamándose el equipo del pueblo. Todos, al fin y al cabo, están enfurecidos porque el equipo rojiblanco no sólo ha gastado como se espera en un equipo que está entre los mejores del continente, sino que a priori parece haber fichado bien. Parece que en esta ocasión, salvo algún fichaje extraño como Saponjic, Andrea Berta ha tenido buen ojo para suplir a la gran cantidad de buenos jugadores que han abandonado, por unos u otros motivos, la nave rojiblanca. Está tan sobrado el Atleti, parecen decir, que podría hasta regalar a Vitolo.

Realmente el Atlético de Madrid ha gastado menos de lo que ha ingresado vía ventas y porcentajes que aún conservaba de algunos jugadores como Oliver Torres. De hecho las cuentas resultan positivas para el conjunto madrileño al contrario que sus dos máximos competidores el Real Madrid y el FC Barcelona. Y si se produjese algún fichaje más, que podría no producirse, seguiría con las cuentas en positivo porque siempre vendería a algún otro para no tener sobrecargada la plantilla. Mientras el Atlético de Madrid cumple con el Fair Play Financiero, tanto que podría gastar 130 millones de euros, los principales rivales no.

El Real Madrid, como ya hemos contado en estas mismas páginas, en estos momentos no cumple con las normas dictadas por la UEFA de no gastar más de 100 millones de euros sobre los ingresos realizados por ventas. Cuando les cuentan que Pogba no les interesaba al precio que ponía el Manchester United o que el Barça acude con muchos jugadores para fichar a Neymar, realmente les están ocultando problemas financieros serios. Esos mismos que el Atlético de Madrid intenta evitar para que no le suspendan, como le ha pasado a la AC Milán, de las competiciones europeas.

El Real Madrid para fichar a alguien más necesita quitarse equipaje por valor de casi 90 millones de euros más el coste del fichaje que se realizase. Y como parece que a Bale no se lo van a lograr quitar de encima, casi ni regalado, y la única oferta que les ha llegado con dinero por delante por James no les interesa por rivalidad, ahora venden desde la prensa afín al florentinato que los malos son los otros y que mejores jugadores que estos no van a tener. Incluso el diario AS afirma que Rodrygo y Vinicius optan al Golden Boy, eso sí, por el camino ocultan en titulares y en la crónica que João Félix también opta y con más posibilidades (al fin y al cabo ha despuntado en competiciones internacionales). Pero jamás les verán hablar de los problemas financieros del equipo blanco, a lo que hay que sumar el comienzo de la remodelación del estadio que se está haciendo con fondos propios de momento.

En el caso del Barça, al haber vendido un poco mejor, están en el límite del Fair Play Financiero de la UEFA, pero tienen un problema de deuda y de flujo de caja descomunal. Para fichar a Griezmann han tenido que utilizar pagarés sobre futuras facturas a abonar y retrasarse en el pago de las nóminas a los empleados del club (jugadores incluidos). Todo lo cual demuestra que existe una tensión de tesorería que puede ir más allá y ser un problema de deuda complicado. Bartomeu al irse en año parece que no tienen inconveniente de dejar arruinado el club. El caso Neymar es un claro ejemplo de esa tensión y esas dificultades financieras al ofrecer muchos jugadores para no tener que pagar más de 70-80 millones.

¿Sancionará la UEFA al Real Madrid o al FC Barcelona por no cumplir el Fair Play Financiero? Ni en sueños. Como no lo han hecho con el Manchester City al que sólo han sancionado económicamente por lo que al Atlético de Madrid condenaron con dos ventanas de fichajes sin poder ejercer ese derecho. Se sienten intocables en esa organización corrompida que es la UEFA y por ello siguen disparando con pólvora del rey. En el Atlético, empero, saben que hay que pagar un estadio nuevo (por mucho que Carlos Slim y otros “amigos millonarios” nos presten dinero hay que devolvérselo), que no quieren sufrir la tensión económica y deportiva que ocurrió con Griezmann y que paso a paso (si algún día los derechos televisivos son tan justos como en Inglaterra) habrá oportunidad de situarse en otros números. Porque lo que molesta a la prensa entregada al florentinato es que teniendo algo más de la mitad de presupuesto, futbolísticamente el equipo rojiblanco esté ahí. El Atlético, realmente, no tiene tanto dinero pero parece que han aprendido a gastarlo bien y no los rodillas raras del pasado que dice alguno por las redes sociales.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

19 + diecinueve =