Tal y como publicamos en el día de ayer, en el Caso Banco Popular existen «demasiadas casualidades procesales» como para que no se generen dudas sobre si la Administración de Justicia cumplirá con su función de hacer justicia justa o se podría plegar a los intereses de las élites, en este caso, a los del Banco Santander. A lo largo de los próximos días repasaremos algunas de esas «casualidades» procesales que están quitando la esperanza a las más de 305.000 familias arruinadas de recuperar lo que se les arrebató en la madrugada del 7 de junio de 2017.

 La instrucción del Caso Popular correspondió por reparto al juez Fernando Andreu, amigo del ex juez Baltasar Garzón. La cercanía del segundo respecto a Emilio Botín y al Santander es conocida. La labor de Andreu en el archivo del procedimiento por fraude fiscal contra la familia Botín dio mucho que hablar. Puede que sólo se trate de casualidades

Las amistades del propio Andreu se unen a esta cascada de casualidades. Uno de sus grandes amigos es Manuel Medina, que es un abogado jienense, amigo de Garzón, al que ha dedicado extensas páginas de sus libros como, por ejemplo, El éxito de la humildad o La conquista de la vida, prologado por el propio ex juez. Alardea de estar especializado en asuntos de la Audiencia Nacional. En las páginas de sus libros pasan, citados como amigos cercanos de Medina, los magistrados Santiago Pedraz, Guevara… y otros muchos. Medina alardea de su relación con las más altas instancias del poder judicial español, que asisten en masa a la presentación de sus libros.

Como hemos contado en estas páginas, en mayo de 2018, Manuel Medina presentó su libro Se vende Banco por un euro, al que acudieron, casualmente, los jueces de la Audiencia Nacional, el instructor en aquel momento del Caso Popular, Andreu, o el magistrado Guevara. También estuvieron presentes el ex juez Garzón acompañado de la actual ministra de Justicia Lola Delgado, semanas antes de ser nombrada. En el libro, todo son loas a la visión estratégica de Ana Patricia Botín. ¡Qué cara le ha salido esa visión a los accionistas y empleados del Popular!

El libro de Medina es un canto a la benéfica acción social del Santander, que salvó, presuntamente, al país del colapso del Popular, quedándose por un euro lo que los peritos del Banco de España valoraron en 11.000 millones. Increíblemente, ese Banco Popular vendido por un euro, no sólo valía 11.000 millones, sino que generaba 1.150 millones de beneficios ordinarios anuales. Nada se dice en ese libro del beneficio obtenido por el Banco Santander gracias al euro pagado. A esto se añade que nada ha hecho la Justicia con ese Informe Pericial de los Inspectores del Banco de España que certifica que se intervino un banco muy solvente y viable…, con un solo beneficiario, el Santander de doña Ana Patricia Botín, que tanto agradeció a Medina su libro.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

5 × dos =