El PP de Castilla La Mancha es conocido por reunir a las personas más inteligentes de la región, tanto como para que se conozca que su presidente Francisco Núñez sea conocido por dos cuestiones: la primera, que quiere privatizar la sanidad manchega (así lo dijo nada más llegar al cargo); y la segunda que su cuerpo suele llegar diez minutos antes que su mente a los sitios. Ayer no fue Núñez quien ofreció la muestra de esa inteligencia concentrada en tan poco espacio, sino Carmen Riolobos y Vicente Tirado, los cuales ofrecieron a las masas su visión de lo acontecido en la investidura de Pedro Sánchez.

Lo primero que han querido transmitir es que el nuevo gobierno está repleto de traidores, a los que habría que añadir a Emiliano García-Page por no impedir que se formase ese gobierno. No explican de qué forma el presidente manchego podría evitar el nombramiento de Sánchez, seguramente lo sepan en su interioridad y no lo ofrezcan a las personas para no quedar maravilladas por tanta inteligencia, pero esto no es lo importante sino que todos en el PSOE son traidores por cumplir con lo estipulado en la Constitución. No como Pablo Casado que hablando sólo de ETA y peligro económico ofreció el “único discurso de un hombre de Estado”. Tampoco han querido contar a la audiencia qué significa ser un “hombre de Estado” salvo que tiene algo que ver con ser constitucionalista aunque no se respete la Constitución.

Es tal la inteligencia mostrada por Riolobos y Tirado que expresaron que la formación de Gobierno reúne a “los comunistas de Podemos, los populistas bolivarianos, los separatistas de ERC y con los pro-etarras de Bildu”. ¿Quiénes son los populistas bolivarianos si las gentes de Podemos son comunistas? ¿Se han desdoblado? O ¿han escuchado que todo el mundo enlaza comunistas-populistas-bolivarianos-etarras-secesionistas y se han lanzado a decirlo sin pensar que estaban metiendo la pata? Igual sólo leen y escuchan a Eduardo Inda y por ello se despistan y cuentan dos veces a los mismos, algo que es normal porque en el PP son de contar muchos billetes sacados de las arcas públicas para beneficio personal y partidista. Pero lo mejor estaba por llegar…

En su inteligencia infinita, Riolobos, quitando el micrófono a Tirado, ha calificado de verdaderos patriotas, de verdaderos constitucionalistas (como pueden ver en el video adjunto), a las huestes de Carles Puigdemont. Así, como lo leen, los populares manchegos han sumado a los separatistas de Puigdemont, Torra y demás al grupo 165 valientes diputados que se han opuesto a la traición a España que se estaba consumando. Se han quejado en redes sociales de que no querían decir eso, pero lo han dicho porque al final les acaba uniendo lo mismo a los burgueses de Puigdemont. Son hermanos de clase que luchan contra la “ultraizquierda” en todas sus formas y sentimientos. Han descubierto su verdadero ser, la patria les importa poco o nada, pero asegurar los intereses de la clase dominante sí. Por eso añaden a los puigdemonts a sus patriotas, porque son patriotas del capitalismo y el resto les da igual. Por eso se juntan con los neofascistas o los populistas de derechas porque no les une la nación sino el interés pecuniario. España les da igual y por eso se juntan con Puigdemont en una alianza patriota, pero de patriotismo del establishment. Son tan inteligentes que han mostrado sus intenciones.

No ha sido en esta ocasión Núñez quien ha dejado patente la inteligencia del PP de Castilla-La Mancha, él estaba preocupado por mostrarse como muy mucho español. Por eso no ha dudado en dejarse barba para, a ver si hay suerte, y le confunden con Casado y le cae alguna tertulia o algo. Desde luego su personalidad va pareja a la velocidad de su inteligencia y aún no ha aparecido para deslegitimar lo dicho por sus compinches de partido. Por tanto, es de suponer que también considera a Puigdemont como un patriota español que lucha contra la ultraizquierda. Uno de los 165 patriotas que no han sucumbido a la traición de Sánchez, la cual provocará la ruptura de los siete sellos, el toque de las siete trompetas y la libación de las siete copas. Al final uno de los suyos.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

veinte − 8 =