Foto: Carlos Trejo

Un informe pericial firmado por el ecotoxicólogo forense Luis Burillo advirtió en marzo de 2015 de que la entrada del AVE en superficie en Murcia tendría múltiples efectos perniciosos para la salud de las personas de los que destacó tres aspectos: el efecto barrera de la propia infraestructura, las emisiones de ruido y vibraciones y la habilitación de vertederos, según ha adelantado Onda Cero.

En el informe pericial realizado por el Instituto de Medicina Legal de Valencia a petición de la Fiscalía de Murcia, concluyó que era necesario realizar una nueva evaluación ambiental del proyecto modificado ya que éste adolecía de determinadas deficiencias en cuanto al control y minimización de su impacto ambiental en comparación con el autorizado por la Declaración de Impacto Ambiental de 2009 que podían suponer un riesgo para la salud de las personas.

La Fiscalía de Murcia ya advirtió en 2015 de que “no podía prevalecer sobre la protección del medio ambiente el derecho de la región a contar con las mejores comunicaciones ferroviarias”. El fiscal Díaz Manzanera tampoco consideró en su recurso contra las obras del AVE a Murcia en superficie que “debieran prevalecer los intereses de ADIF o de la empresa adjudicataria (Aldesa Construcciones SA) todos muy respetables, sobre los de todos los ciudadanos”.  Y para “evitar un daño prácticamente irreparable, o a un altísimo coste para el conjunto de los ciudadanos sobre los que terminaría repercutiéndose” pidió la paralización cautelar de las obras. La Audiencia Nacional rechazó el recurso del fiscal al entender que “no era parte legitimada”.

Desde la plataforma del soterramiento vienen denunciando insistentemente que el proyecto de obras que está acometiendo la empresa ALDESA carece de Declaración de Impacto Ambiental porque la de 2009 correspondiente al proyecto de soterramiento integral caducó en 2014 según la documentación del ministerio de Medio Ambiente. Así lo denunciaron ante la Comisión de Peticiones del Parlamento Europeo el pasado mes de noviembre que acabó pidiendo al gobierno de España una nueva evaluación de impacto ambiental sobre las obras que ADIF está realizando en las vías de Murcia para la llegada del AVE superficie.

Los vecinos afectados también subrayan que la Declaración de Impacto Ambiental publicada en agosto de 2009 que ADIF da por válida y prorrogada no incluyó la evaluación de los tendidos eléctricos de alta tensión (25 kV) necesarios para el abastecimiento de energía.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

5 × 5 =