Están intentando por todos los medios que Ciudadanos y PP no sean vistos como perdedores. Sondeo tras sondeo de los medios del establishment se intenta dar soplos de esperanza a la derecha española. Sin embargo, en el caso andaluz la sorpresa es que esa izquierda que quieren tapar saldría reforzada y con suficiente mayoría para gobernar cuatro años más en Andalucía. En un parlamento, como el andaluz, con 109 diputados, el último sondeo ofrece que la suma de PSOE y Adelante Andalucía llegaría hasta los 59 diputados y diputadas. Pero nadie habla de ello sino de la caída del “susanato”.

En el El Español se ofrecen los siguientes resultados. El PSOE obtendría un 27,1% y una horquilla de 32-34 actas; el PP de Moreno Bonilla seguiría cayendo hasta el 21,6% y 25-27 actas; Ciudadanos subiría hasta el 22,9% y 25-27 actas; y por último Adelante Andalucía subiría hasta el 21% y 23-25 actas. En intención directa de voto los porcentajes quedarían como sigue: PSOE 17,1%; Adelante Andalucía 15,2%; PP 15,2%; Ciudadanos 15,2%. Unos resultados muy ajustados sin duda, pero que esconden algo que no se quiere hacer constar para transmitir una mala imagen de la izquierda en Andalucía y potenciar a Ciudadanos.

Curiosamente los partidos que más indecisos tienen a día de hoy, y que son personas que seguramente quisieran votar, son PSOE (17,6%) y Adelante Andalucía (17%). PP y Cs casi no tienen indecisos. Como se sabe la izquierda tiende a movilizar mucho más en campaña, en el último momento, por lo que tanto PSOE como Adelante Andalucía podrían crecer mucho más que los competidores de la derecha. Una cuestión que no se ve reflejada en la cocina de la encuesta. No quieren que gane Susana Díaz, ni que pueda gobernar con el tándem Teresa Rodríguez-Antonio Maíllo.

Desde el establishment ya están atacando al PSOE en Andalucía por no haber elecciones generales fijadas. El primer objetivo es impedir que la izquierda pueda parecer ganadora, como va a suceder en Andalucía según refleja el sondeo, y que esa imagen positiva se transmita al resto de España. Para los poderosos lo que se va a jugar en Andalucía es más que el trono de Díaz, se juega la proyección de una imagen de fuerza de la izquierda, que se potenciaría más si PSOE y Adelante Andalucía pactasen (aunque en la mente de Díaz hay más color naranja por ahora). Derrotar a Sánchez e Iglesias derrotando a Díaz y Rodríguez-Maíllo. Pero el resultado dice que la izquierda arrasaría y con otra cocina igual hasta más.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

6 − 1 =