La consejera de Hacienda y Administración Pública, María Jesús Montero, ha destacado que el proyecto de Presupuesto de la comunidad autónoma para 2018 dedica 3.709,5 millones de euros a inversiones y alcanza el 2,2% del PIB regional. Así lo ha trasladado a los representantes de la Confederación de Empresarios de Andalucía (CEA) ante los que ha defendido que la inversión pública no solo representa una importante vía de creación de empleo, sino que también es clave para “la modernización y desarrollo futuro y la vertebración del territorio”.

Montero, que ha presentado las cuentas públicas a los agentes económicos, ha lamentado la insuficiencia del sistema de financiación, por el que Andalucía deja de percibir 850 millones de euros cada año que se deberían haber sumado a los 3.709,5 millones de euros consignados. Asimismo, ha recordado que también se tendrían que haber sumado inversiones estratégicas para Andalucía no recogidas en los Presupuestos Generales del Estado, que bajaron un 36,6% la inversión.

La consejera también ha subrayado que la Junta de Andalucía ha licitado en los siete primeros meses del año casi un 40% más que la Administración estatal en la comunidad, mientras que en 2016 también superó al Estado en un 10%. Concretamente, desde 2015, se ha aumentado un 15,3% la inversión, superando el 16% si se toma solo el capítulo VI de Inversiones de capital del Presupuesto. Por otra parte, el esfuerzo inversor de la comunidad dobla al del Estado, ya que las partidas para inversión del Presupuesto suponen el 12,1% del gasto no financiero, mientras que el Estado solo destina a inversiones el 5%.

Durante su intervención, ha subrayado que Andalucía es una “comunidad solvente en lo político y en lo económico”, con datos que lo respaldan como el cumplimiento del periodo medio de pagos, siendo una de las que paga antes a sus proveedores. También cumple con el objetivo de déficit y lleva 12 años continuados por debajo de la media de las comunidades en endeudamiento.

Montero ha señalado que son los primeros presupuestos con un marcado carácter expansivo después de la crisis, ya que se han configurado en un “entorno de crecimiento económico robusto”. En este sentido, ha indicado que “la economía andaluza crece en torno al 3% anual, el número de ocupados se acerca a los tres millones, somos la tercera comunidad en creación de empresas, las exportaciones baten récords históricos, el número de turistas supera el listón de los 25 millones, el dato más alto desde que hay registro, es decir, casi todas las variables macroeconómicas que busquemos muestran aspectos positivos”.

La consejera ha recordado que el proyecto de Presupuesto para 2018 se basa en un doble objetivo. De un lado, mantiene la apuesta de que la recuperación llegue a las familias andaluzas, en forma de mayor renta disponible y mejores servicios públicos. Y por otro lado, son unos “presupuestos favorables al crecimiento económico y la creación de empleo” a través del impulso a los sectores productivos de la comunidad, contribuyendo a hacerlos “más competitivos y mejorando las capacidades y empleabilidad de la población andaluza”.

Así, ha explicado, en 2018 se “alivia la presión fiscal de las rentas medias”, con la modificación del Impuesto de Sucesiones, se destinan tres de cada cuatro euros a servicios públicos “que son los que garantizan la igualdad de oportunidades y nos convierten en una tierra cohesionada y atractiva”, y se consignan 2.183 millones de euros a empleo y desarrollo económico, “porque el empleo es nuestra gran prioridad” y otros 3.248 millones para activar la economía, “para que nuestros sectores estratégicos sean cada día más competitivos”.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

uno × 2 =