La producción industrial andaluza creció un 0,7% en mayo respecto al mismo mes de 2017, según los resultados del Índice de Producción Industrial de Andalucía, corregido de efectos estacionales y de calendario. En términos brutos, el crecimiento registrado ha sido del 0,4%. Por su parte, la variación interanual en lo que va de año ha sido del 0,3% (0,2% en términos brutos).

Respecto al destino económico de los bienes, es decir, atendiendo a la clasificación según su funcionalidad, la tasa de variación interanual creció un 6,4% en bienes de equipo y un 4% en bienes intermedios. Por su parte, decreció un 3,2% en bienes de consumo y un 5% en energía. Las tasas en términos brutos fueron de un 7% en bienes de equipo, un 5,3% en bienes intermedios, un -3,4% en bienes de consumo, y un -5,2% en energía.

Por ramas de actividad, también corregidas de efectos estacionales y de calendario, se produjo un crecimiento del 3,9% en la industria manufacturera, con una ponderación del 72% en el Índice General; y decrecimientos del 4,4% en el suministro de agua, actividades de saneamiento, gestión de residuos y descontaminación, (con un peso del 6,3%), del 9,2% en el suministro de energía eléctrica, gas, vapor y aire acondicionado (con una ponderación del 20,1%), y del 10,2% en las industrias extractivas (con un peso del 1,6%).

En términos brutos, el acumulado en el mes de mayo respecto al mismo periodo de 2017, se han producido incrementos del 10,7% en las industrias extractivas y del 7,9% en el suministro de energía eléctrica, gas, vapor y aire acondicionado. Asimismo, se han registrado decrecimientos del 7,4% en el suministro de agua, actividades de saneamiento, gestión de residuos y descontaminación y del 1,2% en la industria manufacturera.

En un análisis más detallado, las divisiones de la Clasificación Nacional de Actividades Económica, CNAE-09, que presentaron mayor repercusión positiva en la tasa interanual en el mes de mayo del Índice General fueron la actividad de fabricación de otro material de transporte, con una tasa del 10,4% y una repercusión del 0,6, y la de fabricación de otros productos minerales no metálicos, con una tasa del 16,8% y repercusión del 0,6. Por el contrario, las divisiones con mayor repercusión negativa fueron la de suministro de energía eléctrica, gas, vapor y aire acondicionado, con una tasa del -9,2% y una repercusión del -1,7, y la de Industria de la alimentación, con una tasa del -9% y una repercusión del -1,2.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Ocho + tres =