Las exportaciones de vino al mercado ruso se incrementaron un 64,67 por ciento en los últimos cinco años, al pasar de 2,01 millones de euros durante el año 2013 a los 3,31 millones de euros del pasado año. Esta progresión convierte a Rusia como el tercer destino más importante de los vinos de la Región de Murcia en el mercado asiático tras Japón (6,30 millones de euros) y China (6,20 millones de euros).

Los vinos murcianos son los quintos con mayor presencia en el mercado ruso por detrás de Málaga (11,27 millones de euros); Valencia (10,93 millones de euros); Toledo (7,19 millones de euros) y Ciudad Real (3,95 millones de euros).

El Instituto de Fomento (Info), para incrementar esta presencia, organizó una misión comercial inversa que permitió poner en contacto a una decena de bodegas de las tres denominaciones de origen de la Región de Murcia con nueve importadores de Rusia, Kazajastán y Bielorrusia, un mercado emergente formado por más de 160 millones de consumidores y cuyo consumo anual de vino se cifra en torno a los 6.500 millones de euros. Esta acción incluyó visitas a las diez bodegas participantes, la celebración de una cata y un posterior ‘networking’ que permitió un centenar de entrevistas individuales y contactos comerciales entre las empresas vinícolas de la Región y los importadores.

Joaquín Gómez, director del Info, destacó que el sector vinícola ha experimentado en los últimos años un proceso de modernización que le ha llevado a ser más competitivo y, por tanto, a ganar peso en los mercados internacionales. “Las bodegas de la Región han sabido combinar la tradición de los procesos artesanales, algo fundamental en un producto como el vino, con la innovación y los desarrollos tecnológicos en las distintas fases de producción”.

Gómez explicó que cerca del 80 por ciento de la producción de vino de la Región se dedica a la exportación. Este sector alcanzó el pasado año un volumen de ventas de 178,5 millones de euros en los mercados internacionales, lo que supone un incremento del 11,7 por ciento respecto al año anterior, cuando las exportaciones fueron de 159,91 millones de euros.

“Las exportaciones de vinos de la Región van asociadas fundamentalmente a las tres denominaciones de origen (Bullas, Jumilla y Yecla), lo que ha permitido a este sector abrirse hueco y consolidarse en mercados muy exigentes donde el consumo va asociado a la calidad, como el estadounidense y el canadiense, los países europeos o, más recientemente, mercados en los que está surgiendo una clase media con alto poder adquisitivo como los de China, Rusia y las ex repúblicas soviéticas”, afirmó Joaquín Gómez.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Once − seis =