Las acciones especulativas permitidas, apoyadas y a veces fomentadas por el Alcalde del PP en Málaga, Francisco de la Torre, son permanentes y constantes. Su política de ataques al patrimonio municipal ha sido denunciada y criticada por la oposición, pero los pelotazos urbanísticos y los ataques al Medio Ambiente, como el famoso caso del Arraijanal, donde grupos ecologistas han luchado contra esos expolios de la última zona virgen en el litoral malacitano,  cedidos al Jefe Árabe para su Escuela Deportiva,  ha servido para poco, aunque la lucha continúa porque al parecer pueden existir anomalías que bordean la Ley al igual que el Caso Térmica del que informo en este artículo.

La prensa recogía la semana pasada unas críticas donde se denuncia, una vez más,  el “Caso La Térmica”, donde la empresa Endesa sale muy beneficiada por la recalificación de suelo que pertenecía al patrimonio municipal y con el beneplácito del Ayuntamiento del PP y  otros organismos, que tendrían que velar por la defensa de lo público, sin embargo, esa empresa podría conseguir unos beneficios de más de  121 millones de euros.

Eso demuestra que el saqueo permanente de las arcas públicas continúa por la política de Derechas  del Ayuntamiento Malacitano que preside Francisco de la Torre (PP). Ahora con sus “compadres del giro ultraderechista” en la Junta de Andalucía, si no luchamos contra esa tendencia de brutales “privatizaciones” de lo público,  podrían arramblar  con todo el Patrimonio para beneficiar a sus amigotes los empresarios de la piqueta, la piocha y el zapapico.

Para recabar información he solicitado el punto de vista del Concejal del PSOE, Sergio Brenes, en la oposición al PP del Ayuntamiento de Málaga, que es de la Agrupación Socialista de Campanillas en las que ambos militamos y a la pregunta: ¿Cómo ves tú el Caso Térmica?, su respuesta ha sido la siguiente:

“Desde el PSOE fuimos muy críticos con los grandes convenios urbanísticos que el Partido Popular incluyó durante la Revisión- adaptación del PGOU de Málaga, aprobado en  2011. Los socialistas siempre entendimos, y el tiempo nos ha acabado dando la razón, que los convenios de Repsol, la Térmica o Arraijanal no respondían al interés general de la ciudad ni de los malagueños. En los suelos de Repsol estaba previsto hacer el gran pulmón de la zona oeste de Málaga. Un pulmón verde para los dos distritos más poblados de la ciudad donde habitan 1 de cada 3 malagueños. Una gran oportunidad para los 200.000 malagueños que viven en los barrios de Carretera de Cádiz y Cruz de Humilladero y que viven sin espacios libres, sin zonas verdes útiles, sin dotaciones sociales, deportivas, culturales, etcétera… Un gran pulmón que permitiera grandes equipamientos que la ciudad necesitará en el futuro. Sin embargo, el PP vendió la calidad de vida de la gente y la gran oportunidad del futuro de Málaga por 83 millones de euros, sabiendo además que nunca se llegaría a cobrar, y todo para satisfacer el interés de los grandes bancos propietarios del suelo”

“Es evidente que esos proyectos urbanísticos encerraban grandes operaciones económicas que difícilmente se iban a materializar como al final ha pasado. De los más de 200 millones de euros firmados en convenios urbanísticos que tenía que ingresar el Ayuntamiento no se ha llegado a cobrar apenas nada y, sin embargo, se siguen tramitando como si nada. ¿Por qué el alcalde de Málaga y el PP perdonaron esas cantidades económicas millonarias a esas grandes empresas propietarias de los suelos? Y es que renunciaron a cobrar lo que habían firmado y lo cambiaron por aprovechamientos urbanísticos que son de dudoso o imposible cobro. Los grandes beneficiaros de esas operaciones fueron los bancos y empresas eléctricas que nunca pagaron a Málaga lo que firmaron. Una muestra más que el PP siempre gobierna pensando en los intereses de ricos y poderosos frente al interés general de la gente”.

Por otra parte y según declaraciones del Concejal  Eduardo Zorrilla de I.U.-Málaga para la Gente, en el Ayuntamiento de Málaga, sobre el Caso Térmica dice que  es “el mayor saqueo de la Historia de Málaga”. En un amplio informe de El Observador,  explica que  “gracias  al convenio urbanístico firmado con el Ayuntamiento en 2008, y a la “Adenda” al mismo aprobado en 2013, la filial de Endesa había conseguido un fabuloso incremento del valor de sus aprovechamientos urbanísticos en el sector de La Térmica cercano a los 100 millones de euros”.

En el informe se pone de manifiesto la lentitud de la Demarcación de Costas de Andalucía-Mediterráneo, que inició un expediente en Abril de 2010 y más de dos años después, emitió en Julio de 2012 el “informe técnico la Dirección General de Costas que consideraba provisionalmente como dominio marítimo-terrestre, una amplia franja de suelo del sector de la Térmica, delimitada por el lateral sur de la Avenida Pacífico”(…)

Las maniobras dilatorias del aparato del Estado en el Municipio y otros  niveles, es dejar los expedientes en un cajón para esperar que prescriban y caduquen, como ocurrió una vez más en esta ocasión, por lo que podría existir una “presunta confabulación para concurrir en connivencia, prevaricación y otros delitos” que deberían ser investigados por la Justicia, dado que el Ayuntamiento del PP, por medio del gerente de Urbanismo, explicó en su día que “estaba negociando con Costas para que rectificara el deslinde provisional”, amenazando incluso con impugnarlo judicialmente.

Ante la inviabilidad técnica y jurídica de modificar un expediente de deslinde que estaba ya en su fase última, con informes técnicos y jurídicos que lo avalaban, la Demarcación de Costas lo dejó caducar en Julio de 2013, posibilitando que en Enero de 2014 se aprobara el convenio, suscrito entre el Ayuntamiento y la filial de Endesa, de ocupación directa del Sistema General “”(…)

Esos atentados contra los intereses de la ciudadanía, que originan beneficios astronómicos para los capitalistas en detrimento de pérdidas del patrimonio municipal, con esos “presuntos métodos corruptos” deben ser esclarecidos mediante una investigación, no solo jurídicamente, sino una acción informativa en el plano político, que debe ser conjunta entre los Concejales de la Oposición de izquierdas en el Ayuntamiento de Málaga, pues en ese informe mencionado se detalla que “este hecho posibilitó a la sociedad testaferro de Endesa obtener unos beneficios adicionales de más de 21 millones de euros (…) además de los 100 millones de euros del pelotazo urbanístico en los terrenos de La Térmica”.

El pueblo tiene derecho a que se informe detalladamente qué fuerzas están a favor de defender los intereses y el patrimonio de la ciudadanía y cuales se refugian en la abstención o en el apoyo a esas maniobras amparadas por las fuerzas de las derechas, orquestadas por el PP, que sucumben a las presiones de los lobbies de turno,  en sus ilimitadas ansias privatizadoras y de rapiña de los terrenos y playas de la ciudad de Málaga.

Esos mecanismos de corrupción tolerados por responsables de muchos Ayuntamientos en toda la Costa del Sol y otros estamentos estatales posibilitan el enriquecimiento ilícito de empresarios capitalistas que marcan la hoja de ruta urbanística y mejoran sus posiciones económicas amasando enormes fortunas, permitiendo que personas que empiezan carentes de recursos, luego se convierten, casi de la noche a la mañana, en fuertes capitalistas que chantajean a los políticos o los meten en sus nóminas, fomentando la corrupción y haciéndoles trabajar a favor de empresarios sin escrúpulos y en contra del pueblo.

Estamos hartos de esa historia repetida, que representa el saqueo originario a base de la explotación junto al saqueo y posterior blanqueo y evasión de los dineros robados por estafas y chanchullos y luego los procedimientos de negocios paralelos para evadir el fruto de la corrupción, como ocurre con tanto Gürtel y similares, por los que el “PP ha sido condenado a título lucrativo”.

Los fraudes al Estado, a través de las obras públicas, las recalificaciones de terrenos, las permutas de solares y demás artilugios, algunos de ellos disimulados de “legalidad” representan una vía tan tradicional como privilegiada y un enorme desvíos de los flujos monetarios de las plusvalías, que luego incrementan las deudas públicas y la compensan con recortes o rescates bancarios, como hizo Rajoy (aunque siempre negado) que ha costado más de 60.000 millones de euros al pueblo,  para beneficio de esos “elementos mafiosos” incrustados como gestores de lo público, pero al servicio y a las órdenes del capital privado y sus pandillas de delincuentes.

Necesitamos más unidad y más luchas de las izquierdas para combatir y contrarrestar estos procedimientos que dan lugar a negocios florecientes y enriquecimientos con una espiral creciente y por eso, periódicamente esos estropicios llevan a situaciones de quiebras, que luego incrementan la Deuda Pública,  para empezar de nuevo la espiral de fraudes, más deudas públicas, más recortes presupuestarios, más leyes restrictivas y pérdidas de derechos sociales.

Ese capitalismo mafioso de casino trucado no se conforma solo con la explotación legal, sino que se aferran como sanguijuelas a las ubres públicas, a escala Municipal, Autonómica o Estatal, mientras se hace la vista gorda ante el tráfico de drogas, armas, trata de blanca y el enorme saqueo de esos beneficios de la economía sumergida que van a parar a paraísos fiscales, en vez de dedicarlos, si fuesen legales, a inversiones productivas que son los puestos de trabajo del futuro, puestos de trabajo que se les sigue hurtando a la juventud y la clase trabajadora que sufren el paro, salarios de miseria y explotación, lacras generadas por este podrido sistema capitalista contra las que hay que continuar la lucha, si queremos avanzar hacia un mundo mejor para la Humanidad.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

8 − siete =