El movimiento feminista de Madrid nos sumamos al grito global por nuestros cuerpos y nuestras vidas. Derechos sexuales y reproductivos ¡Para todas, en todas partes!

Manifestamos nuestra solidaridad con todas las mujeres del mundo en la lucha por la despenalización del aborto en el marco de la democracia, los derechos humanos y la justicia social.

Solo desde un enfoque estructural de nuestro derecho a decidir construiremos una sociedad entre personas libres e iguales. ​ POR ESO EL MOVIMIENTO FEMINISTA EXIGIMOS:

Que el aborto esté fuera el aborto del Código Penal. ​ Ni abortar es un delito, ni las mujeres que eligen abortar son criminales, están ejerciendo sus derechos sobre su cuerpo.

Acceso a nuestros derechos sexuales y reproductivos a las mujeres migrantes y solicitantes de asilo sin discriminación de ningún tipo.

Los derechos sexuales y reproductivos de los hombres trans gestantes y personas no binarias.

Que se respete la autonomía de las mujeres de 16 y 17 años a decidir. ​ Actualmente no podemos abortar sin el permiso de tus padres o tutores legales.

Que se regule la objeción de conciencia de las y los profesionales sanitarios y farmacéuticos. La objeción de conciencia no está por encima del derecho a decidir de las mujeres.

Que se respete la decisión de las mujeres, su autonomía y libertad para tomar sus propias decisiones. ​ No queremos que nos manden a casa a pensar tres días, ni que nos cuestionen ni nos tutelen.

Tener servicios de atención a la salud sexual y reproductiva para jóvenes y adolescentes abiertos y accesibles las 24 horas todos los días del año y de gestión pública.

Información fácil y comprensible, en varios idiomas y en lenguaje sencillo ​ en todos los centros de salud y colegios para el acceso a la salud sexual y reproductiva y la IVE.

Mobiliario adecuado en los hospitales para mujeres con diversidad funcional para poder realizar la intervención con dignidad.

Exigimos la normalización del aborto en la red sanitaria pública. ​ En la CAM solamente el 0,05% de los abortos son en centros públicos, la sanidad pública está delegando en las clínicas privadas, cuando lo que tendría que estar garantizado es el aborto en hospitales públicos

¡Derogación de la ley Mordaza! ​ Que no se criminalice nuestra libertad de expresión, ni con la procesión del coño insumiso ni con ninguna otra que luche por nuestros derechos.

Una ​educación afectivo-sexual  que esté contemplada en el currículo escolar y sea integral, libre de estereotipos sexistas y lgtbifóbicos.

Una ​educación laica que informe, sin moralismos, sobre la importancia de la prevención de embarazos no deseados, las ITS y la violencia sexual, en todos los ciclos formativos y con personal especializado en enfoque de género.

Un Estado Laico ​como garantía plena de los Derechos Sexuales y Derechos Reproductivos e IVE.

Derogar la Ley Wert que impulsa y privilegia la religión dentro de la escuela excluyendo de las aulas la educación sexual.

Gozando de nuestra sexualidad: ¡Aborto libre y gratuito!

MI CUERPO NO SE JUZGA – MI DECISIÓN NO SE REPRIME

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

8 + diecinueve =