Sorpresa e irritación entre los senadores y senadoras socialistas al escuchar al ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, adjudicarse el salvamento del Estado de bienestar andaluz. Todos los senadores no porque no se ha visto a Juan Cornejo por la sesión, pero los que estaban sí que han bramado. Todo ello a raíz de la pregunta de la senadora conservadora María Dolores López Gabarro. Bueno más que pregunta ha sido un discurso de varios minutos utilizando los datos del Gobierno para dejar mal a Susana Díaz. Una evocación por momentos de Moreno Bonilla transformado en mujer por el discurso de sometimiento al dictado del poder central del PP.

El caso es que la senadora onubense del PP ha preguntado la opinión del Gobierno sobre la posibilidad de que la Junta de Andalucía se financie en el mercado y no a través del FLA (Fondo de Liquidez Autonómico). Para establecer el campo de juego de esa opinión la senadora López ha llevado Andalucía a la catástrofe más espeluznante que se puedan imaginar. “Andalucía estaba en una auténtica ruina al acogerse al FLA” ha manifestado. Y no sólo eso, sino que ha dejado claro que si no llega a ser por el Gobierno, la “Joya de la Corona”, la Sanidad andaluza hubiese quebrado. “Es el gobierno quien ha salvado los servicios públicos andaluces” ha finalizado.

Montoro, evidentemente, ha cogido el guante con toda satisfacción para afirmar que la senadora “había hecho una descripción de la realidad”, que si no llega a ser por el Gobierno de M. Rajoy el Estado de bienestar andaluz habría entrado en quiebra. Que Andalucía se ha ahorrado casi 7.000 millones de euros en intereses si hubiese acudido al mercado. Que cuando se instauró el FLA, se distribuyeron 2.300 millones para el pago a proveedores. Pero, en su opinión, Andalucía puede salir al mercado si sigue cumpliendo la ley de estabilidad, pero sin presentar “su salida a los mercados como una pugna contra el gobierno de España”. Y diciendo el ahorro en intereses que ha supuesto el FLA.

El problema, siempre hay un problema, es que los 41.000 millones que dice haber entregado el Gobierno a Andalucía en estos siete últimos años, no son todos a cuenta del FLA o para tapar los agujeros financieros, sino que algunos millones son los que les correspondía por liquidaciones. Unos 5.000 millones de euros al año para un presupuesto de unos 30.000 no son tantos. Además, eso de que los intereses del gobierno son más baratos que los de los mercados no es verdad en sí. Desde la Comunitat Valenciana se han quejado de estar pagando más intereses al FLA que a los mercados. Bastante más. Lo mismo sucede en Andalucía y por eso las pretensiones de buscar lo financiero lejos de Montoro. Más que nada porque es más barato y le cuesta más a la ciudadanía.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

12 − dos =