El equipo directivo de la Conselleria de Igualdad y Políticas Inclusivas se ha concentrado en Alicante este fin de semana para planificar los nuevos retos de este departamento en los próximos seis meses. Entre las prioridades que se han fijado se encuentra avanzar en la elaboración del decreto de concierto social.

La vicepresidenta y consellera de Igualdad y Políticas Inclusivas, Mónica Oltra, estableció un encuentro semestral, fuera del ámbito laboral ordinario, con los altos cargos y equipo directivo para evaluar y planificar las acciones de la Conselleria. En esta ocasión, la concentración ha tenido lugar en el albergue del IVAJ en Alicante, La Florida. Oltra ha explicado que esta manera de funcionar supone “pasar de las políticas basadas en la ocurrencia del antiguo gobierno a la planificación”. De esta manera, “los valencianos y valencianas tienen ahora un gobierno transparente y responsable”.

Así la dirigente de Compromís ha remarcado que entre los objetivos que se han fijado y que se han tratado a lo largo del fin de semana ha sido el decreto de concierto social “que beneficiará a las entidades del tercer sector tras años de inestabilidad y abandono”. El nuevo decreto de concierto social apuesta por regular la actividad de las entidades del tercer sector que prestan servicios a la administración en el ámbito social; asegurar la calidad del servicio a las personas y ofrecer estabilidad financiera a las entidades. Esta nueva normativa, además, tendrá como sectores beneficiarios al ámbito de la infancia y la adolescencia, personas mayores, personas con diversidad funcional, protección de mujeres, inclusión social, personas migrantes y familias.

 

Con esta nueva normativa se prevé beneficiar a 442 centros gestionados por entidades del tercer sector, de los cuales 217 son de diversidad funcional y 103 de personas mayores. El número de usuarios que se prevé que se beneficien son 6.222 en el caso de diversidad funcional, en infancia son 1.267 usuarios; 410 en inclusión social y 1.682 en centros de mayores.

Por otro lado, se puesto en valor los avances que se han logrado “gracias a las políticas de Consell del Botànic”. Oltra ha explicado que la primera parte de la legislatura se dedicó a la “reparación, desescombro y limpieza de unas instituciones cerradas durante 20 años”. En este punto, ha recordado algunas de las medidas más importantes en estos dos años, como la eliminación del copago en los centros de día, la reducción de la lista de espera en dependencia, el incremento en las oficinas de atención a mujeres, el incremento en las plantillas de servicios sociales municipales por el aumento de las líneas nominativas de la Conselleria, o el fin de la lista de espera en el pago de la renta garantizada en Alicante en Castellón, mientras que en Valencia está en fase de cumplimiento.

“Ahora es momento de aplicar medidas que asienten las bases de la administración que queremos para los próximos 20 años”, ha afirmado la vicepresidenta, quien ha remarcado que el decreto de concierto social es un ejemplo de cómo dar estabilidad a un sector que atiende a población vulnerable.

Con esta planificación, prosiguió Oltra, “se va a seguir consolidando el cumplimiento del primer eje del Pacte del Botànic: rescatar personas”. En estos años, ha recordado la vicepresidenta, se ha logrado que la personas dependientes cobren al día la ayuda a la que tienen derecho, y que antes les llegaba con dos y hasta tres meses de retraso; o que la prestación por acogimiento familiar, que ahora es un derecho subjetivo de los niños y niñas tutelados por la Generalitat, que después de años de olvido han vuelto a ser una prioridad para este Consell.

Las personas en situación de exclusión social también continuarán centrando el trabajo de la Conselleria en los próximos meses, que trabajará para implantar la nueva Ley de Renta Valenciana de Inclusión, que Les Corts aprobarán en los próximos meses.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

4 × 3 =