No hay nada como hacer demagogia para intentar hundir a tus enemigos políticos negando la propia esencia personal. Francisco Conejo, actual portavoz del PSOE en la Diputación de Málaga, decidió dar unas declaraciones que, pensaría, explosivas respecto a Adelante Andalucía. Demagogia barata sin duda, pero con el convencimiento de que Canal Sur y los diarios de derechas regionales las recogerían. Se pondría su medalla ante su jefa y sus militantes y al día siguiente podría ir henchido a trabajar. Por ello no ha dudado en afirmar que Adelante Andalucía se forma para pillar sillones y carguitos, que no es otra su intención.

Lo ha dicho sin avergonzarse, ni nada por el estilo. De una vez y sin trastabillarse ha lanzado la demagogia de Hacendado. El problema es que, al igual que lo escuchan sus corifeos, lo escuchan igualmente en Adelante Andalucía y, como no podía dejar de pasar, le han respondido. Ha sido la candidata a presidenta de la Junta de Andalucía, Teresa Rodríguez, quien le ha dicho que mejor se tapase un poco porque él sí que lleva toda su vida con el carguito. ¡¡20 años!! Nada menos lleva Conejo parasitando la política andaluza y malagueña, en especial. Y sale el hombre a decir que los demás buscan el carguito. Como sucede, especialmente en la derecha, se ven los defectos en los demás pero no se es capaz de percatarse que uno mismo es peor o más miserable dependiendo de las circunstancias éticas y estéticas.

“¡Vamos a desmontar vuestro cortijo!” le ha dicho Rodríguez apuntando a las propias miserias de Conejo y otros socialdemócratas andaluces que no saben lo que es trabajar y sí vivir siempre del cargo público. Que sí saben de parasitar esta o aquella parte de las administraciones andaluzas pero no lo que es llevarse un jornal a casa sin estar en el momio político. Además, como le han recordado desde Adelante Andalucía, en su formación hay límite de tiempo en los cargos establecido en 8 años. Por tanto, no estarían como él, 20 años vinculado a la diputación de Málaga de una u otra forma. A lo que hay que añadir concejalía en Alhaurín el Grande o el Parlamento andaluz. Aquí pueden ver todos los cargos desempeñados por Conejo en sus 20 años de vida política. Pensando que tiene 44 años y lleva ni se sabe estudiando Derecho (algo típico en los socialdemócratas andaluces), háganse una idea.

Tampoco se ha quedado atrás Antonio Maíllo, la otra parte de la moneda electoral de Adelante Andalucía, quien no sólo le ha recordado lo de los 20 años en el momio sino que le ve nervioso. “Cada uno habla de lo que sabe, y en el PSOE andaluz son expertos en sillones. Él es Paco Conejo, desde 1998 de sillón en sillón y tiene la cara de decir que en #AdelanteAndalucía vamos a por sillones” ha manifestado Maíllo. Y ha dado la clave del nerviosismo que existe en San Telmo, el crecimiento que se viene viendo en encuestas y en la calle por parte de la confluencia de izquierdas.

Le han puesto la cara colorada a Conejo por ir de listo y achacar a los demás lo que en él es lo normal. Igual por eso lo observa como un posible defecto de los demás, o porque tiene miedo, vistas algunas encuestas, a quedarse sin parasitar en el momio y tener que buscarse la vida con 45 años y esas grandes políticas de empleo de la propia Junta. No hay más que ver el miedo a dejar el cargo de algunos y algunas para darse cuenta de que las políticas que se llevan a cabo no son tan satisfactorias como venden. Si fuesen maravillosas no habría ese pánico a volver a ser un ciudadano o ciudadana más, sin cargo público. En el PSOE andaluz deben pensar que como Canal Sur y demás medios llenos de publicidad institucional les protegen se puede hacer populismo y demagogia. Pero hay medios y redes sociales para desbaratar sus estrategias, pero por mucho que digan aún no han entrado en el siglo XXI… salvo para el monorraíl.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

14 − 12 =