Veníamos contando que la afición del Atlético de Madrid comienza a estar muy hastiada con la deriva, en todos los órdenes relativos al equipo, que está tomando la gestión de Miguel Ángel Gil y Enrique Cerezo. Cuando las gentes de Señales de Humo se quejaban, con toda la razón del mundo, no existía la facilidad de comunicación que existe ahora. En aquellos tiempos, controlando a la prensa afín los Giles y Cerezo solventaban la papeleta. Ahora las nuevas formas de comunicación y exposición públicas hacen que esos medios y amanuenses tengan la misma fuerza que la UGT con Franco. Ya no cuela.

Ha venido siendo un gota a gota, un ir sumando esfuerzos, un ir creando una comunidad paralela al margen del nacionalmadridismo mediático y el duopolio deportivo, que comienza a eclosionar, como se contó. Hoy en día da igual que mañana en Marca o As digan que Gil es el mejor gestor o saquen algún video de Cerezo haciendo o diciendo cosas raras. Cada vez más personas obvian toda esa información y se quedan con los hechos, con la práctica del dúo prescrito. Tras la #ContraCamiseta, esa zamarra alternativa frente al truño que ha creado Nike con curvas (esas que maliciosamente la afición sitúa como homenaje al CEO), ahora llega enviar una misiva con el fin de que atiendan a razones.

La nueva iniciativa, a la que se espera se sumen muchísimos aficionados rojiblancos, surge por “las continuas faltas de respeto que el Club Atlético de Madrid ha tenido con sus aficionados”. Además pretende que se puedan recuperar “los valores del Atlético de Madrid”. No unos inventados por un CEO que tiene la cara dura de afirmar que su entrenador, el que ha proporcionado una de las etapas más gloriosas, quema muchos jugadores.

Según el comunicado emitido, son más de sesenta peñas y colectivos los que se han adherido a la carta. Advierten, para que la prensa bajo los auspicios del dúo no metan cizaña, que es “esto no es una guerra de unos contra otros, es luchar por el Atlético de Madrid, por sus valores, por su historia y porque sus socios tengan la voz y el voto que se merecen”. Una buena iniciativa para que el socio no sólo sea un señor o una señora a la que le meten un sablazo una vez al año.

El Movimiento por la recuperación de los símbolos atléticos señala a Gil y Cerezo como los promotores de un “cambio de valores, de sentimiento y de identidad” como “el cambio de estadio, escudo, maltrato a las figuras históricas y diseño de la camiseta”. Entienden que hay épocas de cambio pero no a cualquier precio, ni pasando por encima de la afición. Por todo ello piden lo siguiente.

1. Que en la Oficina Virtual del Socio se haga una votación sobre si queremos volver a nuestro anterior escudo.

2. Exigir al Club Atlético de Madrid que se respete, hoy y siempre, la primera equipación del equipo, que no es otra que una elástica rojiblanca de líneas verticales y que se nos permita votar sobre alguna de las otras equipaciones, pues llevamos años que no nos identificamos con las camisetas que nuestro equipo utiliza de visitante.

3. Pedir al Club Atlético de Madrid se que cambie el nombre de Paseo de las Leyendas por Paseo Centenario y que cambie su criterio para no tener más casos como el de Courtois.

Que Gil y Cerezo vayan a hacer caso es bastante improbable. Bastante tienen con lo suyo. Enviaran cuatro pines y mandarán a alguien cómodo a las radios. Por ello piden que todo el que quiera apuntarse a la iniciativa contacte mediante número del teléfono y nombre del colectivo al siguiente email: simbolosrojiblancos@gmail.com. Cuantas más personas y colectivos se sumen a la iniciativa, más recorrido tendrá. Igual debería pensar el dúo que sus acciones tendrán menos valor si la masa social, la de verdad, no la imaginaria de Gil, está en contra. De fichajes, mejor hablar otro día.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here